miércoles, 15 de diciembre de 2010

los judios, los musulmanes y la carne de cerdo

Es famosamente conocido que para Judíos y Musulmanes la carne de cerdo está prohibida. ¿Por qué?.
Hace dos mil años, los agricultores criaban cerdos para matarlos y comérselos.
Los cerdos eran fáciles de criar, ya que comen de todo y no padecen casi enfermedades.
Son tan parecidos genéticamente a nosotros, que se usan mucho en medicina para elaborar sueros, o incluso para obtener algunos órganos o tejidos y transplantarlos.
Por qué entonces los Judios y Musulmanes hicieron de la prohibición de comerlos casi una religión en si misma!. Solo pueden comer vacas, ovejas, pollos, y poco más. En los textos sagrados judíos hay una lista de los animales que se pueden comer (los que tienen la pezuña partida si) (llamados Hjalal por los musulmanes), de los que no (todos los demás y el cerdo) que son Hjaram en el mundo musulmán.
Por qué era peor comer cerdo que olvidar ir a rezar...


Los Cerdos comen de todo, incluidas las heces de otros animales y las propias, por lo que se infectan facilmente de muchas enfermedades, aunque su excelente sistema inmune les protege de padecerlas gravemente.

Hay dos enfermedades que asolaron a la antigüedad, y que nadie sabía de donde procedían:
Eran la Triquinosis y la Teniasis o solitaria.
Aunque no lo sabían en la antigüedad, estás enfermedades se contraían si se consumía carne de cerdo cruda o poco cocinada, infectada.
Al tardar meses desde que se consumía la carne, hasta que se desarrollaba la enfermedad, era muy difícil establecer una relación entre el cerdo y la enfermedad.
De alguna forma los Judíos y otros pueblos de la antigüedad descubrieron que evitar la carne de cerdo, les evitaba muchos problemas. 
Es probable que los ricos comieran la carne bien cocinada y sin peligro, mientras la gente más pobre de las ciudades no tuviera recursos para comprar tanta leña, y trataran evitar el gasto cocinando la carne poco. Un ahorro que les saldría caro.


Ahora ya sabéis de donde viene dicha costumbre de no comer cerdo.
De echo, hasta los años 90, el gobierno americano prohibía la importación de carne de cerdo de países como España. Recuerdo mi tía llevando en los años 70 unos lomos escondidos debajo de la falda a su prima en USA. Hoy en día con el tema de los atentados, ni se os ocurra intentarlo! ;)


Para evitar estas enfermedades hoy en día, en los países desarrollados, se trata cada año al cerdo con Albendazol e Ivermectina, para matar estos parásitos. Por eso estamos a salvo, aunque también consumimos sin saberlo estos dos fármacos, cuyos efectos secundarios son poco conocidos...



3 comentarios:

  1. "Moisés Maimónides, médico de la corte de Saladino en El Cairo, durante el siglo XIII nos ha proporcionado la primera explicación naturalista del rechazo judío y musulmán de la carne de cerdo. Maimónides decía que Dios había querido prohibir la carne de cerdo como medida de salud pública. La carne de cerdo, escribió el rabino, "tenía un efecto malo y perjudicial para el cuerpo". Maimónides no especificó cuáles eran las razones médicas en que se basaba esta opinión, pero era el médico del sultán y su juicio fue muy respetado. (...) la explicación de Maimónides adolece de contradicciones médicas y epidemiológicas. El cerdo es un vector de enfermedades humanas, pero también lo son otros animales domésticos que musulmanes y judíos consumen sin restricción alguna. Por ejemplo, la carne de vaca poco cocida es fuente de parásitos, en especial tenias, que pueden crecer hasta una longitud de 16 a 20 pies dentro de los intestinos del hombre, producen una anemia grave y reducen la resistencia a otras enfermedades infecciosas. El ganado vacuno, las cabras y las ovejas transmiten también la brucelosis, una infección bacteriana corriente en los países subdesarrollados a la que acompañan fiebre, escalofríos, sudores, debilidad, dolores y achaques. La modalidad más peligrosa es la Brucelosis melitensis, que transmiten las cabras y las ovejas. Sus síntomas son letargo, fatiga, nerviosismo y depresión mental, a menudo interpretados erróneamente como psiconeurosis. Finalmente está el ántrax, una enfermedad que transmite el gado vacuno, ovejas, cabras, caballos y mulas, pero no los cerdos. A diferencia de la triquinosis que rara vez tiene consecuencias funestas y que ni siquiera produce síntomas en la mayor parte de los individuos afectados, el ántrax experimenta a menudo un desarrollo rápido que empieza con furúnculos en el cuerpo y produce la muerte por envenenamiento de la sangre. Las grandes epidemias de Antrax que asolaron antiguamente Europa y Asia sólo pudieron ser controladas tras el descubrimiento de los antibióticos y la vacuna contra el ántrax realizado por Louis Pasteur en 1881. (...) Al tener que afrontar estas contradicciones, la mayor parte de los teólogos judíos y musulmanes han abandonado la búsqueda de una base naturalista del aborrecimiento del cerdo. (...) La solución del enigma del cerdo nos obliga a adoptar una definición mucho más amplia de la salud pública, que comprenda los procesos esenciales mediante los cuales animales, plantas y gentes logran coexistir en comunidades naturales y culturales viables. Creo que la Biblia y el Corán condenaron al cerdo porque la cría de cerdos constituía una amenaza a la integridad de los ecosistemas naturales y culturales del Oriente Medio".
    Harris, Marvin (2005). Vacas, cerdos, guerras, y brujas: los enigmas de la cultura. Alianza.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Excelente aporte Enrique.
    Te quedo muy agradecido por enriquecer con nuevas enfermedes-tradiciones.
    La falta de literatura que haya llegado a nuestros dias, lo radical de muchos habitos, costumbres y reglas, hoy en dia incomprensibles, hacen que sumergirnos en "como" debia ser el pasado y crear hipotesis, unas arriesgadas y otros con tanta lógica y sentido común que aceptamos como ciertas.
    20 años viajando por paises subdesarrollados me han enseñado muchas cosas.
    La primera es que donde "no vemos" (no hay microscopios) el ser humano no es capaz de crear una explicación racional. Sin embargo somos muy curiosos y observadores, e innatamente reconocemos relaciones y creamos otras nuevas màs fantásticas para rellenar el vacio lógico de algunas explicaciones que no podemos dar. En este caso el no ver al parásito.
    Las enfermedades parasitarias son responsables de muchísimos más rituales, prohibiciones, reglas y costumbres de lo que normalmente creemos.
    Entenderlas no solo nos hace más cultos, sino que además ayuda al desarrollo de la sociedad, conservando las vigentes y desechando las que han sido superadas y ya no tienen sentido alguno.
    Os sorprenderia la cantidad de paises que todavia tienen muchas enfermedades parasitarias y como la gente asustada se vuelca en rituales y hábitos religiosos a falta de ayuda por parte de sus gobiernos.
    Las nuevas enfermedades occidentales (cancer, obesidad, alzeimer, fibromialgia....) estàn tambien creando nuevos habitos y reglas ante el silencio y la ocultación por parte de los gobiernos. Estàn surgiendo "nuevas" religiones muy radicales para tratar de evitar la enfermedad. Y algunas personas añadiran reglas que les beneficien, engañando a la gente, como sucedio en el pasado.

    En cuanto al cerdo, debemos sumergirnos cerrando los ojos en el pasado....
    Los animales domesticos nos transmiten enfermedades, ¿por qué elegirian los judios prohibir el cerdo?.... Observemos igual que lo harían ellos... Un animal que come cualquier porqueria, desechos e incluso sus propias heces o las de otras especies incluidas las del hombre. Es evidente que ya debían saber que comer heces es lo más peligroso que existe, y que los que lo hacian enfermaban y morian rapidamente... No es raro que vieran al cerdo, como un animal sucio y propenso a propagar infecciones. Seguramente observaron pueblos vecinos (o su propio pueblo) donde aquellos que solo comian cerdo (lo mismo lo comian crudo o paco hecho) solian luego enfermar.
    Esta relación era mucho más dificil de establecer con animales más "limpios" que pastaban, como la vaca o la oveja.
    Es además evidente que un solo cerdo infectado, infectarà rapidamente a todos los cerdos del pueblo, porque se comen las heces de unos a otros.
    Mientras que esto no es lo que sucede con tanta facilidad en vacas u ovejas (donde unos animales estàn enfermos y otros no, siendo más dificil establecer relaciones tan categóricas).
    Por supuesto hay muchas más enfermedades (de algunas màs hablo en el blog) que han condicionado creencias, ritos, costumbres...

    ResponderEliminar

Escribe aquí tus opiniones, preguntas o conocimientos sobre el tema.